Envejecer es bello

Estoy en una cafetería, haciendo tiempo mientras tomo un café y leo el libro de Lucía Etxebarria, La Eva futura. La letra futura. Y me gusta lo que dice, que haya mujeres que piensen como ella, entre las que me incluyo. Así que quería compartir un pequeño estracto:

Envejecer es bello, porque con el tiempo se adquiere experiencia y sabiduría. Borrar la edad de un rostro supone borrar su identidad, su poder y su historia. Yo creo que habría que respetar como un acto de solidaridad política, tan profunda como cualquier orgullo racial o étnico, la determinación de una mujer a mostrar su lealtad a su edad, su cuerpo, su persona y su vida. De momento, mientras maduro, yo me gasto en libros y en discos toda la pasta que me estoy ahorrando en cremas.”

Y tiene toda la razón, por que tantos hombres pueden lucir sus canas sin ningún tipo de crítica y las mujeres se ven “obligadas” a teñirse el pelo, que muchas parece que llevan un casco. Si algo bueno tiene envejecer es el cúmulo de conocimientos que has ido adquiriendo por el camino. Si no lo has hecho, no lo dudes, dedicate a operarte y intentar parecer una quinceañera, por que seguramente no hayas avanzado mucho desde entonces.