Corsé

He aquí este maravilloso invento que hizo a la mujer un ser sensible y delicado, imagen que nos está costando centenares de años sacarnos de encima. En esa época en que una mujer se desmallaba cuando un hombre le rozaba la mano, o al oír una palabra más alta que otra. Todos pensaron que era debido a su naturaleza indefensa, y que como machos cabríos debían protegerlas, nadie pensó en que estaban medio asfixiadas por la opresión del corsé.

Dejando este tema de lado, siempre me ha parecido una prenda preciosa.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s