Transformando espacios parte 2: de habitación para todo a estudio-taller

Este es el resultado del taller casi terminado, ya solo falta colgar los cuadros y unas cestas para colgar de las estanterías y poder ordenar bien los botones.

Lo tengo todo ordenado por zonas, en la estantería guardo todos los libros y papeles, y en cada estantería hay una temática. He colocado unos ganchos para colgar los patrones y las reglas. Las telas ordenadas por colores, las dos estanterías de encima de la mesa para guardar el material para customizar a las Blythes. Lo que más me gusta es la barra de encima de la mesa, donde tengo todas las herramientas y algunos cuadros.

Restauración para lo que queda de verano

Tengo una máquina nueva, bueno, en realidad no es nueva, era de mi abuela, la tenía mi tía y ahora la tengo yo. Es una Sigma Modelo A Especial, creo que es de los 60, por lo que he leído por internet. Necesita una puesta a punto, en principio solo será limpiarla y engrasarla, por que lleva bastantes años parada, y tal vez tenga que cambiarle la correa, pero poco más. Es una joya!

Lo que me va a llevar tiempo es la mesa, se tiene que limpiar, quitar el barniz y volver a barnizarla, también tiene algo de carcoma y se tiene que pintar el pie. No se muy bien como tengo que hacer todo esto, pero investigaré y os iré explicando, a ver que tal sale.

 Nufa*

Transformando espacios parte 1: de habitación para todo a estudio-taller

He vuelto a casa de mis padres, y necesitaba un sitio donde poder trabajar, hacer las cosas de clase, un espacio para mi, por que mi habitación se queda corta. Así que me dejaron esta habitación que antes servía para tener el ordenador y guardar libros y trastos en general. Estas primeras dos fotos muestran un poco el estado en que se encontraba la habitación. Realmente no estaba así, aquí ya habíamos empezado a desmontar el mueble, pero os podéis hacer una idea.

Lo primero que hicimos fue desmontar todo el mueble y guardar una parte para trasformarla y convertirla en una estantería para guardar las telas, vaciar la estantería, dejar el espacio bastante limpio. Lo siguiente fue pintar las paredes, en principio iba a ser todo blanco, pero mientras compraba la pintura decidí pintar la pared de la ventana de azul, para dar un poco de color ya que es una pared con poca superficie y además es un color que me relaja bastante.

Aquí podéis ver la estantería que servirá para guardar las telas, era uno de los módulos horizontales del armario viejo, con puertas, lo único que he hecho es pintarlo todo de blanco y usar algunas de las estanterías de otra parte del mueble para hacer unas separaciones en la mitad de los estantes para que todo quede más ordenado, como se ve en la siguiente foto.

Y nada, después del viaje reglamentario a Ikea, solo faltaba liarse a hacer agujeros con el taladro y ir colocando las cosas en su sitio. Realmente el gasto fue mínimo, por que solo compré los dos caballetes, 2 estantes y la barra, así que estoy contenta porque no ha salido caro.

En la próxima entrada os enseñaré el resultado final con imágenes de más calidad, por que estas las hice con instagram, espero que os guste.

Por cierto, he cambiado la imagen del blog, ya me diréis que tal 🙂

Nufa*